¿Qué hay por aquí?

29 abril 2011

Gato michi fu michi fu

Reconozco que me tiene intrigadísima esto de las estadísticas de Blogger. Recientemente me aparece que algún desconocido accedió a mi blog, desde Google supongo, a través de la expresión "gato michi fu michi fu". ¿Qué clase de brujería es esta? Quien quiera que seas, si vuelves por aquí, pronúnciate y aclárame algunas dudas, por favor...

6 comentarios:

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

jajaja muy bueno!!! A veces google está como un cencerro.. pero no pasa nada, él también necesita vacaciones!
un besazo

Houellebecq dijo...

ja,ja, me gustaría decir que he sido yo pero no, no suelo entrar por esas cosas, ja,ja A mí me encantan esas estadísticas de blogger pero a veces hasta em cuesta creer que la gente entre por según qué títulos.

Señor Danvers dijo...

Soy nuevo en blogger por eso aún no tengo estadísticas, a saber que me encontraré, pero de verdad que es curioso, internet no deja de sorprendeme, siempre ves algo que te hace pensar "hay gente para todo".

Decías en otra entrada que eres inconstante con esto de escribir, y supongo que con más cosas (como todos) pero yo sinceramente, espero leerte más a menudo. he leído tu blog y me gusta mucho como escribes. :-)

Un beso.

Menlove Avenue dijo...

Muchas gracias Señor Danvers, ¿de verdad has leído el blog? ¿Y no te has deprimido? Jajaja, la verdad es que lo tengo muy abandonado porque siento que tengo poco que decir, y de lo poco, casi nada bueno o demasiado personal como para escribirlo aquí. Va por rachas... De momento no tengo pensado dejarlo, pero tengo intención de ser más exigente con lo que publico, y eso requiere más tiempo y atención, que no siempre tengo. Ya veremos. Gracias de todos modos por tus palabras.

R. dijo...

Lo de las estadísticas es de traca. A mí blog llegó alguien que buscaba-y cito textual:-"gordas folladas por enanos". Fuck yeah!

Jonathan Morales dijo...

Pues mira por donde, yo he llegado a este blog buscando "Gato Michifu" en Google. El motivo, había oído Michifu por ahí y no sabía de donde viene la expresión (Y sigo sin saberlo)